jueves, 8 de mayo de 2008

Enfermos mentales: el genio

Se me ocurre que voy a empezar una sección porque quiero que este sea un lugar en el que tengan cabida todo tipo de perturbados. Y quiero empezar haciendo unas consideraciones generales sobre una especie muy particular de perturbados, que son los llamados genios. Cabría aquí incluir al ya mencionado O'Sullivan, que además recientemente ha ganado el campeonato del mundo (¡Eres el amo!). Pero hoy no lo dedicaré nadie en concreto, sino a algo que me parece muy curioso, el hecho de que haya seres profundamente enajenados con una creatividad fuera de lo común. Por otro lado están los perturbados sin genialidad, que también tienen su gracia.
Cuando escribo algo, tengo la sana costumbre de consultar el diccionario de la RAE, a ver qué me cuenta. y ¡viva la polisemia!, siempre encuentra uno cosas y dice: es verdad, también significa eso. Así que, ¿qué es exactamente el genio? Pues, en primer lugar, una persona con mucho genio es alguien con cierta mala leche. Y aquí ya se sobreentiende, porque lo del carácter me hace más gracia: Pepito tiene mucho carácter. ¡No majo!¡Nada de mucho! Lo que tiene es una mala hostia que no puede con ella. Tiene mal carácter, no mucho, que todos tenemos uno del mismo tamaño.
Luego está el ser fabuloso con figura humana que aparace en cuentos, y no puedo por menos que poner una fotillo de éste en el que casi todos pensamos. Y un genio también es una de las deidades menores; éste es mi favorito, porque muchas veces se traduce como genio el daimon de Sócrates, porque lo de demonio suena un poco fuerte. Estoy pensando que le dedicaré una entrada, profundamente perturbado como estaba, que oía la voz del genio que le decía, haz esto, no hagas lo otro. "Un colgao", vaya.
Pero el genio que tengo en mente es el que va por la rama artística generalmente, aunque no tiene por qué. Y el hecho curioso es que teniendo una capacidad tan portentosa para el arte o lo que sea que practiquen, lo más normal es que estén más "pallá" que "pacá". La pregunta entonces es: ¿qué hace a una persona genial? El tema se discutió bastante en los siglos XVIII y XIX. Y como a mí eso me parece muy moderno, pues me voy a lo antiguo, porque los señores griegos entendían que la creación poética y artística era cosa de inspiración, de que al individuo en cuestión se le nublaba la inteligencia y era capaz de hacer maravillas sin pensar. Pero claro, aquello tenía su sentido y ya la misma palabra lo dice, porque inspirar no es otra cosa que meter aire en los pulmones, pero un aire muy especial, el hálito divino que penetraba en el artista y lo poseía y guiaba. Y hay dos bonitas palabras por las que se puede traducir poseído o inspirado, que son entheós y enthousiasmós (de donde viene lógicamente entusiasmo, algún día aprenderé a escrbir aquí en griego), es decir, endiosado, entusiasmado, guiado por alguna divinidad. Y así, el artista es una especie de títere, un vehículo de la divinidad y de la Musas. Y como está poseído, pues se comporta un poco raro.
Y la teoría que también me gusta, la de mi otro amigo enfermo mental, a quien dedicaré en su momento unas bonitas palabras, viene a decir que el genio es un tipo extremadamente inteligente, pero que posee un tipo de inteligencia diferente. No es como el científico que conoce las relaciones entre objetos, que se mueve gracias al principio de causalidad, el espacio y el tiempo y todas esas cosas en las que no me puedo detener. No, el genio no considera relaciones, ni de las cosas entre sí ni con su voluntad particular, sino que las ve en su pura objetividad, ve las ideas platónicas que ejemplifican, lo que en ellas hay de inmutable. Conoce por intuición y no por abstracción, y es tan profunda su visión que se olvida de sí mismo, se queda absorto, tanto que ya "no importa si contempla la puesta de sol desde una mazmorra o desde un palacio". Y así, el pobre se olvida de sí mismo y de las cosas que le atañen y a los demás nos parece un demente que no cuida de sus asuntos tanto como debería. En fin, será eso o será un golpe que se dieron de pequeños, pero así son los genios.

5 comentarios:

La estatua del jardín botánico dijo...

Ha sigo genial. Parece que a ti también te han inspirado algo o alguien. Como dicen en charrilandia, mira a ver, que igual también tú te estás convirtiendo en genio. Si es así, avísame que ya te pediré tres deseos.
Por cierto, lo del mal carácter me ha encantado. No puedo estar más de acuerdo.

RAÚL dijo...

interesante. lo de esnifar musas me ha gustado, yo creo que el genio es algo que se alberga dentro, una especie de don interior que algunos desarrollan estupendamente bien (los genios puros), muchos lo sacan abruptamente, sin destilar (los que tienen mal genio) y otros lo tienen tan blandito que sólo les sale muy de vez en cuando.

Retrack dijo...

Estatua: genio creo que tengo un poc más del suficiente, pero tú puedes pedir deseos que yo prometo intentarlo. Pero a las restricciones de no poder matar, resucitar ni enamorar a nadie, no me pidas dinero porque conmigo ya sabes que lo llevas claro.
Raúl: algo de genio tendremos todos, la cosa es saber expulsar lo que nos hemos esnifado.

Moisés Márquez dijo...

Yo pienso que como el cerebro es finito si dedica un gran porcentaje a ser un genio en algo tiene que sacrificarlo en otros ámbitos. Así que, o es un retrasao en otros temas o simplemente no es nada sociable, o no tiene en cuenta las emociones externas.

Ginebra dijo...

Aplausos!!!! eres un genio, baby!!! en serio, muy interesante esta entrada tuya "llena de genialidad".
Besos.
p.d. por cierto, me debes una primera visita, ¡que he pasado lista y no estabas!!!!
Besos y buen lunes