lunes, 21 de abril de 2008

Snooker (1ª parte)


Ya comenzó el campeonato del mundo de Snooker. Tenía ganas de escribir algo acerca de este magnífico deporte, o juego, o lo que sea. Supongo que igual que mucha gente, la primera vez que lo vi (por televisión, obviamente), me pregunté a quién se le habría ocurrido retransmitir una cosa tan extraña, una especie de billar de mesa gigante, con un montón de bolas de colores, dos señores jugando con pajarita y el público como en misa. Pero ante la curiodad que me produjo el no entender en qué consistía exactamente el juego, empecé a engancharme poco a poco. En definitiva se trata de meter las bolitas rojas combinándolas con las bolas de otros colores (amarilla, verde, marrón, azul, rosa y negra), que se devuelven a su lugar hasta que se acaban las rojas. Y después hay que meter también las de color por orden, de menor a mayor valor (de 2 a 7, las rojas valen 1). Es más sencillo de lo que parece, porque al final lo que hay que conseguir es más puntos que el rival. La Wikipedia, cómo no, lo explica bastante mejor que yo, por si a alguien le interesa más detalle. La gracia del juego está en el nivelazo que tienen los señores de la pajarita para conseguir colocar la bola blanca después de cada tiro, de manera que sea relativamente fácil embocar (esto tiene su jerga, porque lo de meter las bolas suena un poco fuerte para un deporte de caballeros tan elegantes) la siguiente bola y así conseguir una buena tacada de puntos. Entiendo que haya a quien no le guste o le resulte aburrido porque, como dice mi amigo el farmacéutico, quien, por cierto, también se ha enganchado de mala manera, la palabra para definir el juego no es precisamente "trepidante". Pero animo a todo el mundo a sentarse un rato, si es que tienen el canal Eurosport, a disfrutar viendo las cosas que se pueden hacer con un palito y unas bolas de colores, porque a veces la precisión es milimétrica y se ven jugadas increíbles.
Hoy, para abrir boca, un vídeo con unos cuantos tiros, aunque lo verdaderamente bueno del juego son las combinaciones, para mostrar la clase que tiene estos señores, que seguramente empezaron a jugar cuando el taco era más largo que ellos. Lo que me pregunto es si sus padres no fueron capaces de obligarles a ir al colegio en vez de pasarse el día en el bar jugando al billar de las narices, o si fueron ellos mismos los que decidieron que, si de verdad quieres que tus hijos te hagan rico, lo mejor es que se dejen de estudiar y se pongan a hacer algo día y noche hasta que sean los amos finales.


En el próximo capítulo..... Ronnie O'Sullivan

5 comentarios:

charly dijo...

Ronnie es un chulesco, tú eres un freeeeak!!! y está clarísimo que el snooker es un deporte de caballeros.
PD:(Touching Ball);)

La estatua del jardín botánico dijo...

¡Dios mío! Ronnie también sabe defender. ¡Qué grana amazo! Me gusta el snooker, pero me gusta más cuando es él quien juega.

Retrack dijo...

Yo soy un freak pero tú bien que sabes lo que es un touching ball, un break y un snooker, así que.... Gracias por tus múltiples apariciones por aquí

TiTo_MaTi dijo...

Sugerencia: pon el vídeo de Ronnie en rueda de prensa. Lo más apasionante del snooker ejejeje

Fati dijo...

ya has conseguido enganchar a toda tu familia al snooker, incluido al futbolmaniaco. el campeonato del mundo no se esta dando como yo esperaba pero aun asi seguiremos viendo como el gran amo O´sullivan se lo lleva. un beso. eres más raro de lo que pensaba... jejeje