viernes, 11 de abril de 2008

Reflexión escatológica

El aburrimiento me lleva hacia extraños y absurdos pensamientos. Y hoy me ha dado por pensar en una bonita palabra cuyas connotaciones no alcanzaba a comprender, la verdad.
Este es un blog profundamente cultural, porque yo soy una persona con mucha agricultura y quiero que nos cultivemos todos. Pero, aunque podría ofrecer una chapa considerable al respecto, me centraré en los aspectos frikis y marranos del asunto. Como bien indica el título, la palabra en cuestión es escatología. Y el problema viene porque creía conocer la etimología del susodicho término y es lo que más me rayaba de todo (rayaba o rallaba???). Tengo un artículo, muy interesante, por cierto, con el sugerente título "Escatología y retórica en los diálogos platónicos". Una vez lo vio un coleguita y me preguntó qué tenía que ver el tocino con la velocidad (por no decir otra cosa). Y es que, salvo que me equivoque, lo que suele entenderse por cuestiones escatológicas todos sabemos lo que es. Sí, justamente con eso que pone a mi madre enferma cuando lo menciono mientras estamos comiendo. Y yo no entiendo el enfado porque es simplemente la otra cara de la moneda. La cosa es que, hasta donde alcanzaba mi conocimiento, escatología venía de "éschatos", último o extremo, más el lógos de toda la vida. Por eso escatología es primeramente todo lo que tiene que ver con la vida de ultratumba y el destino de las almas después de la muerte. ¿Pero qué tiene que ver con el sentido de la palabra que yo estoy pensando? Hombre, aunque sea un poco rebuscado, algo sí que tiene que ver con "último", porque es el final del proceso digestivo y esas cosas, pero no deja de ser extraño. O quizá alguien pensó que morirse es un mierda y de ahí la proximidad de los significados. Pero no, una vez más el diccionario me ha dejado en evidencia, y resulta que el otro sentido viene de "skor, skatós", excremento. Por lo tanto, escatología quiere decir "tratado de las cosas excrementicias", bonito palabro. No me importaría ver ese tratado.....
En fin, como tiene una ligera relación con el asunto, espero que os guste el vídeo de "muertes estúpidas" a quienes no lo hayáis visto; a mí me parece muy bueno. Y también le dedico esta entrada a una serie de personas que no se podían dormir si no les cantaba un hermoso tema a modo de nana, aquello del "Oh, ......, dulce placer". Y omito la palabra principal por si alguien está comiendo.

2 comentarios:

La estatua del jardín botánico dijo...

Mundiales, el post y el vídeo. Estás completamente mal de la cabeza. ¡Juana, Juana, Juana!
Bueno, me voy a comer, que mi madre ha hecho gazpachos y eso frío no vale ná.

TiTo_MaTi dijo...

Primera visita al blog. No esperaba menos de tí que un comentario de este tipo. Cuan malo es el tiempo libre del que disponemos! jajaja

Me he reído lo que no está escrito con el video. Ah, añado la referencia escatológica referido a los orígenes de la religión católica.

Hale, que vaya bien