jueves, 17 de abril de 2008

Rarezas, secretos, vicios y mentiras

Joder, qué sugerente queda el título, ¿verdad? Lástima que luego no haya mucho que ofrecer. En fin, que respondiendo a una petición de una persona a la que estimo ligeramente, me dispongo a presentarme en sociedad, con el propósito desesperado de que mis trapos sucios atraigan al personal y se anime a comentar o a insultar algo. Antes tengo que decir que tal ser humano podría responder a esto mejor que yo, siendo además experta en Meme(s). Vamos allá:
Rarezas
Yo, leyendo lo que leo, lo primero que hago es preguntarme ¿qué es una rareza? Y después de darle vueltas me quedo siempre sin saberlo y lo dejo para otro día. Pero lo intento. Raro debe ser algo así como lo que no es normal. Qué cutre definir una cosa por lo que no es. En fin. Entonces, ¿lo normal es lo que debe ser o lo que generalmente es? Y llegado a este punto me pregunto, ¿a quién le pregunto? Da igual. La cuestión es que rarezas tengo infinito más una, y estoy orgulloso y no lo oculto, porque las rarezas son las cosas que nos hacen diferentes, lo que nos hace personas. Las ovejas, pobrecitas, son todas iguales, como las personas-borrego, cuando has visto una, las has vsto todas. Cierto que hay rarezas y rarezas, porque comerse las cacas de perro de la calle entra claramente en la región dela subnormalidad profunda, y a veces uno no sabe dónde está el límite.
Y por decir alguna, aparte de la evidente del corte de pelo, y quizá la de la ropa, pues la comida, que soy un marrano y no me gusta casi nada.
Secretos
Aquí voy a tener que abstenerme, porque si los cuento dejarían de serlo. Con lo cual, no pueden contarse secretos, sólo cosas que eran secretas. O sea, una cosa que deja de ser lo que era cuando se cuenta. ¡Qué vida esta!
Vicios
Obviamente, algunos de los vicios son secretos. Pero aparte de que amo el sabor dulce por encima de todo lo que pueda llegar a existir en este universo, hay un vicio que quiero dejar por todos los medios: la Play Station 2. Y lo dejaré cuando me compre la Xbox 360 o me llegue el presupuesto para la Play 3.
Mentiras
Odio profundamente a la gente que, en esos cutre-cuestionarios que todos hemos hecho, reponde: lo que más odio es la mentira. ¡Mentiroso! Y además un poco idiota. La mentira es la cosa útil y estupenda. Está claro que mal empleada puede ser una jodienda, pero la vida sería un infierno si no pudiéramos mentir. Y no me refiero a la caca de película de Jim Carrey, sino a que, a mí por lo menos, las mentiras me evitan tener que dar muchas e incómodas explicaciones. Eso sí, yo las uso generalmente con gente que no conozcno mucho o no tengo confianza ni ganas para decirle la verdad, si es que eso existe.

Y para acabar, un vídeo, mitad strange y mitad cutreibol, porque el título que le he puesto al post me ha recordado eso de "mentiras, traiciones, promesas vacías, miserias, tensiones y mil tonterías". Puede estar bien para otro MEME


4 comentarios:

La estatua del jardín botánico dijo...

Me he reído muchísimo. ¿Sabías que escribes muy bien? Gracias por responder al meme.

kyle xy dijo...

Estoy de acuerdo completamente con la parte de las mentiras.
SALU2

charly dijo...

Venga va, que hoy me siento con ganas de comentar, jajaj,me ha gustado sobre todo "La cuestión es que rarezas tengo infinito más una, y estoy orgulloso y no lo oculto, porque las rarezas son las cosas que nos hacen diferentes, lo que nos hace personas"(menos mal que esto es así, sino que asquito daría todo!).Secretos y vicios , todos tenemos , los vicios pocas veces se reconocen, por lo que al final, son secretos.Y bueno, las mentiras...(yo nunca miento...MENTIRAAAA!! NOOO!!!),pues vamos a ver está claro que según circustancias todos mentimos, para bien y para mal,...lo jodido es que a veces nos mentimos a nosotros mismos!
Ale, no querías contestaciones..pues toma chapa!jajaj

Ginebra dijo...

A esa personita a la que estimas ligeramente le pasé "la bola del meme" y ella a tí. ¡buena presentación en sociedad! de acuerdo con todo menos: odias a las personas que dicen que odian la mentira: ¡estás en tu derecho!, yo dije que odio la mentira y la odio, no digo mentiras, a no ser que sean piadosas y hagan la vida más agradable al que las escucha, porque necesita escucharlas...
bueno, ¡que ésto es todo lo que tenía que decir!.
Bienvenido al mundo blogger que abandonarás cuando tengas dinero para la Play 3, supongo...