jueves, 20 de agosto de 2009

El niño cagao

Impresionante documento. Impresionante pseudónimo. El ser humano es sorprendente. Estás viendo el ya tipiquísimo programa de gente por las calles que te explica sus penurias o, en este caso, las peculiaridades, casi infinitas para mí, de un lugar extraterrestre llamado Tokyo. Y después de diversos españolitos contando sus cosillas relativamente normales aprece este muñeco, que a duras penas chapurrea el castellano, entendiéndose en japonés y viviendo allí todo feliciano. Y además no deja de repetir su magnífico nombre artístico. ¡¡Bravo!!

2 comentarios:

Mary Lovecraft dijo...

Un figura, este Niño Cagao, recuerdo cuando lo ví en el programa me produjo sensaciones (y sentimientos) encontrados, hasta que llegué a una única conclusión: este tipo está pillao, pero pillado de verdad, ¿eh? ....
pero... qué bien se busca (y vive) la vida, ¡carajo!

más de muchos deberíamos aprender de él, sí señor!

un ole por el Niño Cagao

(y lo que que raja el tío en japo, y lo guapa que es la mujer, y lo que lo flipan tos con su cante, y..y..y..)

conxa dijo...

yo también me quede prendada y alucinada del Niño cagao. Y de Tokio claro.

Además como el dijo, hago lo que me gusta y se, y me pagan, ¿que mas quieres???