jueves, 19 de marzo de 2009

Pokero común: suicídate

Estaba viendo el Saber y Ganar como todos los días y ha salido una pregunta acerca de un bicho al que llaman "pez luna", cuyo nombre científico es "mola mola" porque se ve que a Linneo se le había acabado la imaginación y ya nombraba los animales con los desvaríos que le surgían.
¿Qué tiene que ver este ser en todo esto? Pues es muy sencillo, porque resulta que puede llegar a pesar tonelada y media y su cerebro no sobrepasa los cuatro gramos. Y luego la mala fama se la ha quedado el pez bobo. Así que el "mola mola" se ha colocado directamente en el segundo puesto de los infraseres más subnormales de la evolución, justo por detrás del "pokero común".
La diferencia más importante entre los dos es que el "pez luna", ignorante de todo, utiliza su cerebro para descubrir lo inútil de su propia existencia. La corpulencia es lo que le hace sobrevivir, pero no hace nada para atacar a sus presas, sólo mastica lo que se le mete en la boca y no tiene ningún mecanismo de defensa; ni siquiera intenta huir cuando le atacan.
El pokero común, por el contrario, tiene en mucha estima su vida y la de sus semejantes y considera que debe luchar por ella aun cuando nadie, salvo él mismo a 250 por hora sin cinturón, la ponga en peligro. La naturaleza, por suerte, se sirve de un mecanismo autorregulador, tan fascista como efectivo, gracias al cual los más débiles, que en este caso son los más subnormales, se extinguen impidiendo toda descendencia. Pero, por desgracia, en zonas como en la que yo me encuentro muy a mi pesar, el pokero se reproduce por esporas, poniendo en peligro las reservas de colgantes de oro, cabezas de Cristo y agua oxigenada (para las mechas). La suerte ha querido, sin embargo, que muchos mueran de inanición, al emplear todos sus recursos en el guapísimo alerón del coche y los tatuajes de Camarón. Aparte del pantalón del chandal, los reconoceréis por un peinado a modo de corona, un casco alrededor del codo cuando va en su moto y expresiones típicas como "¡chacho, chacho!", "damun cigarro", o "ándate al loro conmigo".
Últimamente se da la circunstancia de que una subespecie del pokero común, el jicho salmantino, se dedica a tocarme las pelotas adelantándome a 120 por hora a 50 metros de un semáforo en rojo y ponerse en el medio cuando voy tranquilamente por el carril bici, teniendo que apartarme para no acabar con su miserable existencia de una leche que bien merece. Por eso, y como los procesos de la naturaleza son demasiado lentos, quiero pedirte desde aquí pokero, si te llega la inteligencia para meterte un destornillador entre ceja y ceja, suicídate que será lo mejor para todos.
El del vídeo también es un poco monger, pero enseña verdades como puños.



Mi consejo de hoy: nunca adelantes un coche amarillo porque lleva siempre un pokero al volante y volverá a por ti para devolverte el adelantamiento. Además, el muy bujarra lleva también un bate en el maletero por si tiene que pararse a hacer el gallito delante de los infraseres de sus amigos y su novia, que preferentemente se llamará Jenny o Vane.

9 comentarios:

Logan y Lory dijo...

Lo del pez bobo es por propia naturaleza, osea que se les perdona.

Lo de los poqueros ya no tiene sentido porque es condición adquirida.
Jajaja... lo que nos hemos reído con tu descripción.

Un relato magnífico, por su contenido y la ironía con que lo has descrito.

Un abrazo.

eL_TiTo_MaTi dijo...

jajajaja es cierto todo, doy fe! pero no es una especie salmantina! en otros sitios muta con otras apariencias (véase corte de pelo jarrai) pero con el mismo modus operandi!

genial mongui!

Liz dijo...

jajajaja qué bueno. El vídeo es la puntilla del post.

No creas que sólo habitan en Salamanca, es una especie demasiado numerosa y extendida.

Buen día!

taratela dijo...

Que bueno y que triste, porque como bien sabrás y bien dice Liz, no solo se reproduce por esporas en Salamanca, la epidemia es a nivel nacional!
Hay que pillar vacunas pero ya! O yo al menos no me reproduzco sin ellas. Menos mal que aun creo que la educación es buen remedio contra este virus...

Mary Lovecraft dijo...

jajjajaj lo que me he reído con esta entrada!

yo no conocía a esta especie...¿o sí??? jajaja!! estoy con Mati, creo que está adaptada a toooodos los medios posibles, con distinta apariencia, pero 99% mismo ADN XD

un besoo y que pases muy feliz fin de semana!

La estatua del jardín botánico dijo...

¡Cuánto tiempo esperando esto! Lo has bordado. Insuperable. Me he reído mogollón. Ya tengo carcajada para todo el día.

kyle xy dijo...

olaaaa, nose si te abrás enterado, pero estoy dejo de momento la mirada escrutadora y voy a crear un foro a mi gusto, con gente que tenga una buena opinión sobre los asuntos de actualidad, y creo que tu das el perfil, una opinión siempre razonable y argumentada que da que pensar. Es cuestión de crear una comunidad donde se pueda opinar y plantear temas libremente, siempre y cuando esten de actualidad. Nose te lo piensas amigo,y me dices si te quieres unir a por ahora nuestra pequeña comunidad.
la dirección es http://conversadores.activoforo.com
SALU2

Ladelmedio dijo...

No sé si los que pasan bajo mi ventana de madrugada con los altavoces a reventar son de los de esta especie, pero que se podían meter por el culino el cohe amarillo lo tengo más que claro.
Muy bueno el documental!!

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.