miércoles, 11 de marzo de 2009

Modestia aparte

Pues no, os vais a quedar con las ganas de una entrada sobre este extraordinario grupo; y digo extraordinario porque desde luego normal no es (aunque quizá sea sólo ordinario). En mi república imaginaria donde soy un déspota sin miramientos, algunos sonidos están penados con cárcel. Pero ese no es el tema.
Estoy practicando el insalubre deporte de ver la tele:
-¿Qué te hace ser tan especial?
-Lo importante siempre es ser tú mismo.
Una de mis frases favoritas junto con "lo que más odio es la mentira" y "soy muy amigo de mis amigos", topicazos del calibre de los que les caen de la boca a futbolistas y entrenadores. Pero me pregunto: ¿hay manera de no ser tú mismo? ¿Se puede ser otro? ¿o se puede ser tú sin ser el mismo? Pues esto lo dice un tío con maquillaje, cuarto y mitad de kilo de gomina y una sonrisa de capullo que quizá sí se corresponda con su carácter. Y es que este personaje se refiere sin duda a mostrarte tal como eres (lo cual muy pocas veces te conduce al éxito). Para eso, es cierto, primero tendrías que saber cñomo eres, que no siempre es fácil porque tú siempre te ves desde dentro, pero por lo menos has de tener una opinión sobre ti mismo. Generalmente, la apariencia sirve precisamente para intentar que los demás piensen que somos más o mejor de lo que realmente somos. Yo, que encuentro cierta satisfacción en el desprecio ajeno, intento parecer menos, para que después nadie se decepcione. Pero no se trata de apariencia sino de palabras. Aquí quizá debería haber dicho: intento parecer menos, lo cual es complicado.
Explicación: me presento como una mierda para que alguien diga: no seas modesto hombre, que tampoco das tanto asco. Este fenómeno tan habitual es lo que llamamos modestia. Y es que generalmente se piensa que está bien pasarse al polo opuesto y hablar de ti mismo justo al revés de como lo hace Fernando Alonso, es decir, insultándote y despreciándote ante los demás para conseguir su respaldo. Pero es que el prepotente, al menos, es sincero, porque no sólo cree ser el puto amo sino que además no lo oculta y busca la aprobación de los que se hacen llamar sus semejante y en realidad no le llegan ni a la suela de los zapatos. Pero igual que la envidia siempre es cerda y cochina, por más que nos empeñemos en el invento de la envidia sana, la modestia es siempre falsa, y lejos de ser una virtud es una patraña de quien se presenta peor que como realmente piensa que es. ¿Cuál es la solución? Pues probablemente no la hay, porque si pregonas que eres bueno en algo, da igual que sea verdad o mentira, vas a dar un poco de tirria, aunque un poco más si es verdad, porque a la gente le gusta decir que es inferior, pero no le gusta que se lo digan los demás. Así que supongo que la modestia es la mentira que busca agradar a los otros por medio del desprecio de uno mismo, lo cual me parece incluso más patético que intentar parecer más de lo que se es.
Fijaos bien, porque cuando alguien pronuncia eso de "modestia aparte", es cuando verdaderamente dice lo que piensa de sí mismo o sus actos, aunque se sirve de esa expresión para que se vea que, por una vez, va a escapar de ese aura de lamento, empobrecimiento y basura con la que siempre recubre su propia persona.
En conclusión, éste es mi consejo de hoy: luchad por ser cada día más prepotentes, por convenceros a vosotros mismos de que sois los mejores aunque sea mentira, porque las mentiras son para los demás y la verdad es lo que uno piensa. Y no hay más. Las mentiras hacen llorar al niño Jesús, así que por lo menos créete tus propias patrañas.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Ah ¿Pero tú tenías un blog? Claro los filósofos en algo tendréis que gastar el tiempo además de defraudar al estado y a los contribuyentes (Para mi usted no es mejor que Julián Muñoz).

Por otro lado... no te equivoques y no generalices. Tú preséntate ante mi como una puta mierda y no perderé ocasión para decirte que efectivamente lo eres y que incluso pienso que no te has parado a pensar realmente la lastra (o lacha) que das.

Por cierto... ¿se puede insultar?

Vdi

RAÚL dijo...

y qué más da, ja-jajajá, si son cosas de la edad! (eso decían los del grupo extraordinario, vamos). las veces que no he sido yo mismo (por inducción psicotrópica) no me ha gustado nada, así que virgencita virgencita, que me quede como estoy. topicazo 346: para ser feliz hay que aceptarse a uno mismo.

conxa dijo...

Pues yo soy estupenda.

conxa dijo...

entre otras cosas, claro jajajaja

Anónimo dijo...

Se me olvidó decir que le amo en secreto.

Vdi

MATANUSKA dijo...

yo soy genial!!!

el problema es que hay gente que se lo creo más allá y la fastidia

besoss

Moisés Márquez dijo...

Pues yo creo que todo aquel que cree se oculta tras una máscara no sabe que esa máscara es parte de el mismo.

Por mucho que te crees otro yo para ocultarte ante los demás. Ese otro también es tuyo. Es otra parte de tu personalidad. Sino no podrías crearla. Así que, si sabes hacerte el pijo delante de alguien es porque dentro de ti vive un pijo junto al resto de personajes que te creas todos los días.

Ala! Un abrazo!

Gotupo dijo...

Modestia aparte... Esa voz del cantante... Siempre me ha dado grima. Saludos

Reiko dijo...

Ahora has crecido
Eres un lobo de mar
Que todavía no ha aprendido a remar
Un ser extraño con 15 años
Un chico, un hombre, un tipo genial-aaal
¿Y qué más da-hahaahaha si son cosas de la edad?....

Antes de que el fondo de piezas del puto tetris me impidiese seguir leyendo me he acordado de aquel grupo o grupusculo Modestia aparte, y tu por lo tanto, has perdido un lector.

(-_-) Saludos (-_-)

Mary Lovecraft dijo...

Pues yo soy estupendísima en según qué ocasiones pero es que en según que otras soy una mierda vamos, como la vida misma...

y no es modestia, es que cada uno tenemos nuestros propios límites, ¿no?? pos los míos están tanto por lo alto como por lo bajo

ainss no sé si se me entendió bien :S

un besooo!!!

p.d.: pero vamos, que me ha gustado mucho tu consejo, lo tendré muy en cuenta XD