lunes, 18 de agosto de 2008

Alquiler de barcos

Ya es hora de lavarle un poco la cara al blog. Es que estoy adicto perdido a la tele y lo más que miro en Internet es alguna página para saber a qué hora ponen lo que quiero ver. Y la verdad es que uno conoce en los juegos olímpicos otras culturas y otros deportistas: ahora mismo estaba viendo a Eduardo Mingas, ayer a Andrés Chocho, y hace unos días al que más me gustó de todos, un chino anfitrión: Li Xiao. Parecen coñas de Gomaespuma o algo así.
Pero aparte de presentaros a este noble gente, como no tengo otro asunto en la cabeza, quiero discutir el temita de la vela de ayer, que fue el único día en que dimos un poco la talla, porque algunos como los señores del baloncesto me están decepcionando de mala manera, aunque esto todavía no se ha acabado. Lo del tenis lo dejo aparte, porque Nadal es un extraterrestre que por suerte se nacionalizó español. Y Gervasio, claro, que es un tío que me encanta y que si no llega a ser por el chino (y porque el chino era chino y los jueces jueces) se hubiera llevado su tercer oro, que no es cosa que consiga cualquiera. Si alguien lo vio, es una de esas cosas que dan cosa. El pobre brasileño, que lo estaba haciendo genial, se tropezó y se quedó sin nada. Y Gervasio decía que nunca había estado tan nervioso, llevas cuatro años entrenando y pensando en una sola cosa y de repente te dicen: "prepárate que sales en treinta segundos". Tanto esfuerzo y tanto tiempo para jugártelo todo en sesenta segundos, o en menos. ¡Qué dura es la vida del deportista no multimillonario!
Pero, a lo que iba: diréis, ¿y qué es eso de la vela? Pues aparte de ser un deporte que debe ser tan entretenido de practicar como incompresible para ver, ayer se convirtió en una extraña práctica de préstamos, con su leasing y su renting. Resulta que ayer se disputaron las regatas con un viento brutal que volcó casi todas las pequeñas embarcaiones, entre ellas la de los españoles que se jagaban la medalla. Y unos señores daneses, que iban primeros, se llevaron tal golpe que partieron el mástil nada más salir. Cualquier otro se hubiera echado las manos a la cabeza viendo con desesperación, cual Carlos Sainz, que se ha quedado sin barquito y que se le ha escapado una oportunidad única. Pero no sólo en el sur tiene la gente imaginación, sino que hay nórdicos con ocurrencias geniales. Estando al lado del lugar de salida pensaron: vamos a acercarnos al barco de los croatas, que ya les han eliminado y a lo mejor nos dejan dar una vuelta ya que nosotros hemos naufragado de mala manera. Y oye, los croatas son de esta gente que se fía de los demás y les dijeron: cuidado no nos lo vayáis a romper, que tenemos que volver con él a casa. Y los daneses cumplieron su promesa y cruzaron la meta con el barco intacto; eso sí, con la bandera de Croacia bien desplegada, como buenos daneses que son. Los españoles no entendían nada cuando vieron a lo lejos al barco que había sido eliminado el día anterior, y menos todavía cuando les dijeron que eran los daneses que les habían quitado la medalla de oro con un barco prestado. Como es lógico, presentaron una reclamación, que se ha debatido durnate largas horas, porque obviamente no hay ninguna legislación clara al respecto, dado que es una coyuntura cuya posibilidad nadie nunca se había planteado. Al final a los jueces les ha parecido estupendo, porque consideran que los daneses no han obtenido ninguna ventaja con el préstamo. Claro, ninguna ventaja, salvo la de poder competir después de quedarte sin tu único barco y con una bandera que, salvo por el rojo y el blanco, no tiene nada que ver con la tuya.

9 comentarios:

GINEBRA dijo...

La verdad es que lo del barquito danés tiene bemoles!!!! Creo que los jueces se han equivocado y no es pasión patriótica, es que no me parece normal que se empiece con un barco y se gane el oro con otro.
Muy curiosa percepción de Nadal, y muy muy graciosa... desde luego me río mucho contigo, Retrack.
sigue así de gracioso, anda. Besos

La estatua del jardín botánico dijo...

Coincido con Ginebra y contigo: lo de los daneses, aparte de tener cullons, es como de coña. Pero lo que me resulta sorprendente es que una situación así no se contemple en el reglamento, porque la posibilidad de que se rompa el barquito no me parece tan remota ni improbable. No sé, igual lo mío sí que es exceso de imaginación.
Lo de Nadal es paranormal. Sus partidos deberían ponerlos en Cuarto Milenio, porque él sí que es un fenómeno.
Y en cuanto a Gervasio, qué vamos a decir. Imposible ser más majo. Es uno de esos deportistas que se dejan los cuernos entrenando todos los días, que no se vuelven idiotas y que merecen mucho más reconocimiento.
Pues nada, lo dicho.

eL_TiTo_MaTi dijo...

me cago en Dinamarca y Hamlet! me cago en el chino y en los jueces! y me cago en Garbajosa, Navarro, Jiménez y alguno más.
me voy, que hoy hablando de deporte sólo reniego!
siempre nos quedará nadal!

RAÚL dijo...

pues mira, voy a hacer de abogado del diablo, y aunque me pese, si es una circunstancia no contemplada en el reglamento, tú siempre puedes defender que te mereces el oro por tener mejores tiempos, porque nada dice la norma sobre la necesidad de entrar con tu barco o con cualquier otro. es de esas cosas que sentará precedente, se pondrá por escrito, y ya a nadie se le ocurrirá pedir una barco ajeno para terminar una prueba. pero ahora, si realmente no hay ninguna regla al respecto... yo creo que está crudo que los eliminen! (ojalá)

Sensai dijo...

Lo tuyo es la retransmisión deportiva! Me he puesto al día de los Juegos y encima me lo he pasado bomba!

Oía por ahí: nos han robao la medalla! Y ahora entiendo que no era en la comunión del niño!

Lo del barco es digno de un español o italiano, la verdad. Esos reflejos para el pillaje no los conocía en los daneses ... será cosa de la globalización!

Saludos!

charly dijo...

El problema es que si esta regulado por eso es aun peor, segun la reglamentacion aparte de no poder competir con bandera distinta a la tuya cosa que se hizo , en materia barco en NINGUN CASO se puede sustituir un CASCO por otro y sólo se pueden reemplazar componentes de los apéndices y las velas cuando el Comité de Medición lo autorice.Si quieren cambiar las reglas que se haga pero a partir de ahora y no rompiendo una regla y despues modificandola.Que no fue una ventaja, perfecto pero en las reglas lo dice claro, asi que que se apliquen que para algo se hacen y para otra ya se sabe y que la modifquen si lo creen necesario. Me parece un cachondeo la verdad, no se habla de si es una regla justa o no sino de que esta y tu acatas esa regla para participar. En fin siento la chapa, pero es que me parece faltal en general que se tomen a pitorreo reglas leyes etc si son de una manera se cumple, y si se ve que no funciona se cambia incluso si quereis con caracter retroactivo,pero si no es un cachondeo.

Mary Lovecraft dijo...

joer qué pedazo de putada y yo viviendo en la inopia sin enterarme de nada! (no estoy siguiendo mucho las olimpiadas y ahora menos con mi semana de currotopeintercambiomásvacaciones) pero vaya, que tiene c****s la cosa!

en fin, muchachito un besazo para tí ¡que hacía tiempo que no intercambiábamos grafías! jjeje!

p.d.: qué jodida es la vida a veces...

Sibyla dijo...

Estuve de mal humor todo el día, por la guarrada que nos hicieron con los daneses.
Alguien de mi entorno dijo que España tiene muy poco peso específico, hablando políticamenta, y que por eso los jueces fueron permisivos.

Creo que según las reglas, no es de recibo, ganar la competición con un barco de otro país que había sido eliminado el día anterior, eso en mi país se denomina "trampa",.
Voy a estar bastante tiempo sin comoprar galletitas danesas Eha!

Taratela dijo...

En serio?!! Es que no puedo enterarme de nada este verano...:S pero..., yo no me se las "reglas olímpicas", pero si no hay nada que contemple algo así, me parece que fueron la mar de resolutivos y creo que eso es un valor en alza. Otra cosa es que la solución no entre en el reglamento y entonces se considere trampa, pero si no...! Creo que lo hicieron muy bien.