lunes, 16 de junio de 2008

No hay más que una

Hace poco me llegó un email sobre esas frases típicas que dicen siempre las madres. Como diría uno que yo me sé, parece que han estudiado todas en la misma academia, porque tienen una serie de frases universales, desde el "abrígate" o "¿dónde vas así?" hasta el "pregúntale a tu padre a ver qué dice él", que son de dominio público. La mía, en concreto, suele tener un lenguaje algo más complejo y a veces pide cosas del tipo "cógeme el ése que está ahí", ante las que uno siempre tiene claro qué hacer: nada. Pero aparte de sus expresiones, lo que más me impresiona es su capacidad de sugestión, esa psicología materna con la que siempre acaban consiguiendo lo que querían. Quien no ha oído nunca, sobre todo los que sean un poco comiques como yo, eso de "con la de niños que pasan hambre y tú dejando la comida en el plato". Claro, te lo acabas comiendo, porque tu madre ha encontrado la manera de ponerte en una disyuntiva de la que no puedes escapar: o te comes la deliciosa coliflor o te quedas con el remoridimiento el resto del día. Pero a mí la táctica que más me duele es la de la indiferencia, porque cuando estás discutiendo y te lleva la contraria, o te dice que no hagas algo, tú te vas cabreado y al final igual no le haces caso. Ahora bien, cuando miran para otro lado y te dicen: "haz lo que quieras...", ahí ya te dejan tocado y al final acabarás cediendo.
Pero en fin, no hacer falta que diga nada de las madres porque cada uno tiene la suya. Todo esto es una excusa para poner un vídeo, puesto que cierta persona no ha tenido sangre para ponerlo a pesar de haberlo visto doce veces y haberse quedado con el soniquete una semana. PUes ahora te lo vas a tragar otra vez.

6 comentarios:

La estatua del jardín botánico dijo...

¿Coliflor? ¿Tú has comido coliflor más de una vez en tu vida? Es decir, ¿alguna otra vez aparte de la que yo presencié? No me lo puedo creer.
En cuanto al vídeo, no voy a darle al play porque ya sabes, luego me lo trago no sé cuántas veces del tirón y me que con el "my mother" para una semana.

RAÚL dijo...

qué grande es joaquín reyes!! me reido un rato oye. cómo le entra el agobio, con su pobre madre con las rodillas chafás!! genial. mi madre tiene frases especiales: "me cago en la mierda" o "más tieso que el tío jeremías" (aunque nunca ha sabido explicarme quién demonios era el jeremías ese)

Moisés Márquez dijo...

Yo el vídeo lo dejará para esta tarde. Más que nada porque aquí no puedo verlo.

Pero otra cosa te voy a decir. Y lo bien que vienen las madres cuando quieres hacer algo y sabes que tu padre no te va a dejar. Lo útiles que son entonces eh? ;)

charly dijo...

jajajaj, yo también me quedo con el dame eso que está ahí, lo más jodido es que a veces se mosquea como si tuvieses que saber de lo que habla! El video me he descojonao un buen rato.

eL_TiTo_MaTi dijo...

Que razón tienes en lo que dices. Y lo del video, pues en la línea de todo lo que hacen los chalaos chanantes jeje
Por cierto, hay un monólogo de Quique San Francisco sobre este tema, que recoiendo a todo el que no lo haya visto. Es mi monologuista favorito, y aseguro que el monólogo del que hablo es bestial.
Que vaya bien

Ginebra dijo...

Jajajaja, qué buen post!!! La verdad es que las madres tienen un poder de persesuasión que te cagas. Y cuándo quieres ocultar algo y nada más mirarte, como un Rappel en femenino, ya adivinan que algo ocurre y que escondes pensamientos o hechos????.
En fín, Muchachada Nui, muy buenos!!! Besos