lunes, 23 de junio de 2008

Mitomanía

Ante la escasez de ideas me dispongo a iniciar una nueva sección, en parte por sugerencias ajenas, y en parte porque así me sirve para aprender y repasar muchas cosas que no me vienen nada mal. Y antes de meterme al trapo, voy a soltar un rollo previamente, porque si no no me quedo a gusto. Espero que las entradas futuras no sean tan pesadas como ésta, porque me estoy convirtiendo en la clase de persona que siempre odié, no sé cómo lo hago.
Tengo un amigo por el levante español que dice muchas veces un frase cuando no está de acuerdo con algo o simplemenete no se lo cree: eso es un mito. Y yo, que sé hacer muy pocas cosas aparte de quejarme, y creo que ninguna mejor, pues nací ya con espítitu de jubilado, quiero quejarme de lo maltratado que está el término en cuestión. Es verdad que hay que veces que suena hasta bien; por ejemplo cuando se dice: Julio Iglesias, aparte de tener el tabique de plata y seis docenas de hijos, a cual más Borjamari, es un mito de la canción. Y esto significa que ha marcado una época o un estilo, o algo así.
Pero en general, un mito es algo que se dice o se cuenta, pero que no es verdad. Y no es que esto sea algo nuevo, sino que viene de muy atrás. Todo estudiante de filosofía del Bachillerato, habrá escuchado aquello de que la filosofía consumó el paso del mito al logos, es decir, que se eliminaron las narraciones míticas basadas en la imaginación y se sustituyeron por las explicaciones racionales y científicas. No voy discutir el hecho de que esta teoría es muy didáctica para quien no tiene tiempo para profundizar más, pero también es cierto que es una de las patrañas más grandes de la historia de la humanidad.
El mito, no es más que una narración o un relato. Y coincide que los primeros relatos del mundo occidental son aquellos sobre el origen del universo, sobre dioses y héroes, y sobre todo aquello mediante lo cual se pretende explicar lo que no se comprende. En cambio, lo que hoy llamamos ciencia parece un saber universal e infalible, que nos enseña la verdad sobre la naturaleza.
Pero ni a los mitos les falta razón ni a la filosofía y la ciencia imaginación. La una utiliza conceptos y la otra, en un determinado momento pasó de la teoría a la cuantificación, y claro, se independizó. Lo cual no impide que en los mitos podamos encontrar elementos muy racionales, sólo que expresados por medio de acciones y personajes.
¿A qué viene, entonces, su mala fama? Pues a que se enjuicia generalmente sin apartar los prejuicios de un estado de conocimiento ciertamente superior. Es fácil reírse al pensar que hay unos señores encima de las nubes que se enfadan de cuando en cuando y nos lanzan rayos, tormentas y maremotos. Pero habría que ver qué pensábamos nosotros si tuviérmos que darle explicación a estas cosas por nosotros mismos. Y hay gente que todavía hoy se cree sandeces bastante más gordas. De hecho, si llamas a un tarot o algo por el estilo, pierdes el derecho a reírte de cualquier otra cosa.
La ciencia, por su parte, tiene sus mitos, y su supuesta verdad e infalibilidad se anulan en el momento en que hay una historia de la ciencia, que avanza y va superando teorías que, vistas desde una nueva perspectiva se muestran falsas, al menos parcialmente. Aparte de saberse de memoria muchas fórmulas, para ser un buen físico hay que tener una gran imaginación, porque al fin y al cabo se trata de establecer teorías que concuerden con los hechos, y normalmente las teorías no se deducen directamente de los hechos, sino que se crean en la mente y en la imaginación de alguien y después se contrastan y se ponen a prueba.
Pero, a pesar de todo, los mitos siguen despertando interés y admiración, en un mundo que tiene muy poco que ver con aquél en el que surgieron. Así que, cada vez que me apetezca, contaré algún mito o alguna historia sobre un personaje de la mitología, griega, por supuesto. Los mitos no son verdad, pero nada lo es, y lo que lo es, tarde o temprano deja de serlo. Es el ciclo de la vida.

10 comentarios:

La estatua del jardín botánico dijo...

Te ha poseído el espíritu de Vernant, Popper y Feyerabend todo junto. ¡Madre mía! Me ha encantado. ¿Qué tal si le da una charlita a mis niños el año que viene? Sé que te da un poco de vergüenza, pero harías mucho bien. Así contrarrestarías todo el mal que yo hago a lo largo del año. ¡Anda, tírate el pisto!
Por supuesto, me ha encantado. Estoy deseando leer el primer mito. ¿Sabes ya cuál va a ser? ¿La teogonía, quizás? ¿o Prometeo? Da igual cuál sea, pero escribe pronto.

charly dijo...

Tremendo!!! ya estás tardando!jajaj.
Una explicación del termino buenísima, y creando espectación como un buen narrador. Ya me estoy mordiendo las uñas esperando el primer mito, con ese arte que tienes!.La mitología Griega esta genial, y hay mitos para regalar,Perséfone,Jasón,ícaro, Perseo...uff va a ser entretenidíssssimo!!.
Gracias por atender petición, le debo una, no crea que se me olvida.

RAÚL dijo...

es una gran introducción, desde luego. seguro que va a ser interesante leer su peculiar punto de vista sobre el asunto. anote "tener cosas interesantes que decir, y saber contarlas" como una de sus habilidades... gruñón!

eL_TiTo_MaTi dijo...

Muy buena pinta tienes esto. Un tema que a casi todo el mundo le llama la atención, porque no dejan de ser "cuentos" (perdón por la expresión jeje). Al fin y al cabo, como bien decías tu, en pleno siglo XXi hay peña que cree en cosas con la misma credibilidad que un mito, así que...
En fin, que te leeremos con atención majete.

kilmtbalan dijo...

Un tema muy interesante, sí señor y contado de la forma que tú sabes, desde un punto de vista como el tuyo, peculiar como dice Raúl..estupendo!!Ya puedes esmerarte que estamos todos con las orejas de punta y los ojos como platos...Atentos y con las gafas, que con tu fondo de blog hay que poner la vista a pleno rendimiento....Besitos

Ginebra dijo...

zzzzzzz!! ufff zzzzzz!!!! qué no joder, que es broma, que lo he leído enterito y ahora en serio, me ha parecido una buena reflexión del significado Mito y de sus orígenes. Bien narrado y de una forma muy personal, muy ciclojopléjico.
Besos.

eL_TiTo_MaTi dijo...

Neng, te he dejado una entrada dedicada en el blog, pásate anda! jeje

Mary Lovecraft dijo...

Bueno qué pedazo de entrada tan introspectiva!

joer, ya dejaste bien claro el significado del cocepto MITO, el que quiera que lo use en condiciones y el que no, que siga haciendo de él lo que quiera...que casi nadie se dará cuenta de que está metiendo la pata xd

oye ¿y para cuando el segundo capítulo? estoy deseando leer sobre esos "verdaderos" mitos.

un saludete,
Mary ;)

Fantômas dijo...

Te invito a darte una vuelta por mi blog, creo que te puede llegar a interesar.

Sin compromiso.

fantasmavelez.blogspot.com
Descarga Música mediante Rapidshare

Un abrazo.

Moisés Márquez dijo...

Te recomiendo que empieces por un mito muy extendido pero que creo que no tiene mucho de verdad:

Hay vida inteligente en la Tierra.

¿ Tu te lo crees ?

Un abrazo