sábado, 20 de diciembre de 2008

Cerebros en la cubeta

Qué mejor época hay que ésta para pensar un poco en las apariencias. Hoy os cuento una hipótesis bastante famosa en ciertos ámbitos, y que seguro os resultará familiar. La historia comienza hace ya mucho, con aquello de la caverna platónica, que sirve de recurso para todo, la vida es sueño y las meditaciones del amigo Descartes. Pero la versión moderna es más sugerente, dando por hecho que todos hemos visto Matrix (con la primera vale) y que la hemos entendido en la medida de nuestras posibilidades, al margen de paranoias de tipo informático a las que, por lo menos yo, no llego. La película tiene, a pesar de lo que se ha dicho, muy poco que ver con Platón, por la sencilla razón de que el "Mundo real" de la película es profundamente asqueroso, peor incluso que el otro, aunque cueste imaginarlo, y lleno de máquinas reencorosas y asesinas. La semejanza radica en que hay un mundo aparente, y en Matrix además se sitúa en la época gloriosa de la humanidad, que curiosamente es más o menos ahora. Esto es lo mejor que hemos podido hacer, somos la metástasis de este organismo que es planeta.
Pero en fin, resulta que el amigo Descartes, dubitativo como él era, se planteó la coherente posibilidad de que el universo estuviese regido por algún tipo de bastardo, al que llamó genio maligno por no pasarse. Los hechos desde luego concuerdan con su hipótesis, pero no iban por ahí los tiros, sino que pensó que quizá ese genio podría hacernos creer que lo que vemos y pensamos es real, que el cielo es azul y dos más dos cuatro, aunque no sea así en realidad. El genio, en definitiva, se divertiría engañándonos a todos, haciéndonos ver y pensar cosas que no existen. Supongo que se habrán inspirado en él los medios de comunicación. En cualquier caso, la idea de Descartes daría también para una película, porque la idea de que nuestras mentes estén dominadas por el mayor mamonazo de la historia es bastante sugerente. Pero hoy gustan más las tecnologías y por eso existe un versión más moderna del argumento:
El cerebro estaría conectado a una serie de electrodos capaces de generar impresiones de todo tipo, como en Matrix, donde los humanos son cultivados y conectados a máquinas que generan la ilusión de vivir en un mundo que sólo es virtual (Aunque curiosamente si te matan allí te mueres de verdad; interacción que no alcanzo a comprender más que como una manera de darle emoción a la peli, porque muy lógico no es). Hilary Putnam y Jonathan Dancy son los autores de esta hipótesis:
Usted no sabe que es un cerebro, suspendido en una cubeta llena de líquido en un laboratorio, y conectada a un computador que lo alimenta con sus experiencias actuales bajo el control de algún ingenioso científico técnico (benévolo o maligno, de acuerdo a su gusto). Puesto que, si usted fuera un cerebro así, asumiendo que el científico es exitoso, nada dentro de sus experiencias podría revelar que usted lo es; ya que sus experiencias son, según la hipótesis, idénticas con las de algo que no es un cerebro en la cubeta. Como usted sólo tiene sus propias experiencias para saberlo, y esas experiencias son las mismas en cualquier situación, nada podría mostrarle cuál de las dos situaciones es la real” (Introduction to Contemporary Epistemology, 10). En efecto, no hay manera de saber si todo lo que vemos, sentimos y pensamos es real, como tampoco el observador de la cubeta puede demostrar que él, a su vez, no es también un cerebro sumergido en otra, o que de alguna manera está siendo engañado para creer que es como cree que es. Por eso, el experimento es magnífico para comprobar lo difuso que es el concepto de realidad, porque acaso no seamos más que una serie de impulsos eléctricos, que muy poco se diferencian de esas máquinas aparentemente inertes (aunque hijas de puta) de Matrix. La realidad y lo objetivo no están al alcance de un individuo, por la sencilla razón de que todo lo del sujeto es subjetivo. Así que lo que yo digo, que el mundo es mi representación y que todo está en mi cabeza cual esquizofrénico.Y supongo que alguna vez todos nos hemos sentido como esre malo de la película, que quiere vivir en la mentira, que sólo quiere disfrutrar sin pensar. E incluso, a veces, a uno le gustaría que todo fuese un sueño del que despertar.

21 comentarios:

conxa dijo...

oti, como me estoy comiendo la cabeza despues de leerte, ya en la entrada anterior me dejaste algo K.O, pero hoy.....

Tengo que leerte mas de una vez, porque entre otras cosas, yo no he visto matrix!! bueno tengo a mi favor que si he leido a descartes, en fin,que me has hecho un lio de sabádo mañana...
bueno va te lo perdono jajajjaja
te releo.

Feliz finde.

conxa dijo...

bueno, quizá me quede con la frase del final, sí, casi mejor vivir en la mentira.Al menos ante tan poca alentadora verdad.

Logan y Lory dijo...

Puede que la única verdad de nuestra existencia es que cada día vivimos una mentira, que ese propio cerebro nos mande mensajes erróneos para hacernos vivir lo que solo deseamos vivir.

En todo caso, chapeau por tu texto.

GINEBRA dijo...

RETRACK, la verdad es que me lo he planteado muchas veces, sí es real o no lo que vivimos o percibimos, a lo Platón o incluso al Racionalismo puro de Descartes... y me da algo de yuyu. Como Conxa (tu primera comentarista) he de reconocer que me "como la cabeza", jejejejeje.
Sea como fuere, muy interesante tu post. Un besito

Felipe dijo...

excelente lección de filosofía... si lo piensas,existes

Toxicosmos dijo...

Interesante. Es complicado saber si lo que vivimos es o no real, quizás todo sea una mentira y estamos controlados por ordenador y viendo unos árboles virtuales.

Me viene a la cabeza una anécdota curiosa sobre Salvador Dalí. Éste estaba un poco chiflado y pensaba demasiado, pues bien, para demostrarse a sí mismo que estaba vivo, se metía un garbanzo en el zapato, para que el dolor certificara su existencia. Es curioso.

Un saludo.

taratela dijo...

En esa interacción que tu dices no alcanzas a comprender, yo veo, (y no quiere decir que sea así, si no que yo lo veo así), el planteamiento mas interesante de la peli. Que solo nuestro cerebro cuenta, a la hora de vivir y existir. Pues todo lo que somos, vemos, creemos, pensamos,... esta limitado por nuestras capacidades cerebrales. Si la realidad que conocemos es como la conocemos es porque nuestro cerebro solo nos permite verla así. No esta capacitado para que la percibamos de otro modo. A no ser, como dice esa otra teoría, que tengamos mas capacidad y no sepamos como desarrollarla.
Visto así, la idea de que si mueres en el mundo virtual, mueres también en el real, tiene toda la lógica, ya que si tu cerebro cree que has muerto, inmediatamente envía orden al corazón para que se pare y a los pulmones para que dejen de moverse, con lo que... mueres. Es lo que entiendo yo viendo la peli. Cosa que me parece súper interesante, ya que plantea millones de hipótesis, como, entonces,... ¿cuando una persona esta mantenida artificialmente por una maquina que respira por ella, su cerebro cree que esta viva? o, si yo quiero mover mas rápido o mas despacio mi corazón ¿podría conseguirlo? ¿Tienen los "chamnes" razón y nuestra mente puede ir mucho mas lejos de lo que creemos?
Todo esto teniendo en cuenta, claro está, que la realidad que conocemos y compartimos es real.
Porque como dices, ¿quien lo sabe?...
Que interesante post, chiquet! Mas bien soy yo la que te va a tener que pedir un autógrafo cibernetico eh?, jejeje
Animo con lo tuyo!

Ladelmedio dijo...

Estoy segura de que todo lo que vemos, sentimos o pensamos es real, lo interesante es que es diferente para cada uno, porque cada uno tiene su realidad, su filtro, sus interpretaciones. ¿Los colores los ve todo el mundo de la misma manera?, ¿La tristeza o la pereza se viven igual? ¿La risa electriza a todos los que ríen? No hay manera de averiguarlo, pero que existe y es real... eso fijo.
Besitos

MATANUSKA dijo...

yo también voy a estar dandole vueltas.

me voy de vacaciones volveré la semana que viene
FELIZ NAVIDAD!!

besoss

eL_TiTo_MaTi dijo...

alguna vez si que pensé... y si esto fuera un sueño???

genial la viéta del cerebro y complicada pero interesante la entrada! disfruta del sol, cabroncete

RAÚL dijo...

no sé si existen realidades paralelas, tecnológicas, espirituales o extrasensoriales, pero en todo caso se trataría de una realidad que nuestro cerebro, como herramienta humana, no puede procesar en ningún caso. por tanto: qué más da? además siempre queda el método pellizco, no? si nos duele es que no estamos soñando! (feliz simpleza, sí)

Liz dijo...

la leche... o un genio maligno nos engaña o son las máquinas! prefiero pensar que somos reales, que lo que nos rodea lo es y que sólo lo hace diferente la experiencia y habilidades de cada cual, que hay tantas realidades como personas.
Despertar de un sueño o que te den a elegir el color de la píldora es invitable porque no siempre las cosas son como uno quisiera, pero después de todo hay mucha gente que cree que la vida es una gran mentira.

Felices vacaciones!

Mary Lovecraft dijo...

Yo la primera vez que me planteé algo parecido fue cuando leí por primera vez las Enseñazas de Don Juan y demases, de Carlos Castaneda, hace bastantes años (como más de veinte). Me quedé tan pilladita entonces dándole vueltas al asunto (y sueños y experiencias raras y tal pascual) que decidí dejarlo algo aparcado.
Y Matrix me lo rememoró a su manera.

A día de hoy prefiero seguir dejándolo aparcadito, por miedo a que mi personalidad neurótica me traicione en cualquier momento.

un besote!

Mary Lovecraft dijo...

uy, soy el comentario 13! voy a publicar éste y ya no quedaré en el 13!

ves? neurótica hasta la médula!

xd xd xd!

conxa dijo...

heyyyy que no podía irme sin desearte que pases una feliz noche!!

Un beso.

Logan y Lory dijo...

Creo que desear lo mejor siempre es un buen comienzo, así que queremos para tí y los tuyos que el 2009 sea generoso y te aporte tranquilidad y bienestar.

Feliz Año y decirte que hemos dejado un premio para ti en nuestro blog.

Un beso.

Moisés Márquez dijo...

Uy, se me había pasado esta entrada, con lo que me gustan ...

Primero, y para salir un poco del tema, creía que ibas a poner una imagen de las cabezas esas metidas en botes de cristal de Futurama :)

Por otra parte, si así fuese, ¿ qué más nos daría que nuestras experiencias fuesen reales a que fuesen mandadas por un ordenador ? ¿ Dejarían de ser experiencias ? Es como las personas que tienen prótesis artificiales ¿ dejan de andar porque sus piernas son de metal o plástico ?

Demasiado para estar a punto de irse :)

Un abrazo muy fuerte

María Marín dijo...

Yo dejo de pensar que me hacde daño, siempre que me pongo me sale un humo raro de la cabeza... necesitaré uno de esos ordenadores!

MATANUSKA dijo...

holaa que tal

ya volvi de vacaciones

feliz año y muchos besoss

kyle xy dijo...

Que cierto, y es que a veces la vida real es tan dura...
Por cierto, FELIZ AÑO AMIGO, perdón por el retraso, pero es que no he tenido casi tiempo para nada.
SALU2

SOMMER dijo...

Vaya. Me has dejao k.o......

Que el 2009 te llene la vida de belleza amigo. Gracias por pasarte por mi blog durante el 2008. Ojalá siga enriqueciéndome con tu presencia en el 2009