domingo, 9 de noviembre de 2008

Azar



En la acepción primera y para mí normal de la RAE, el azar es una casualidad, un caso fortuito. El otro día he vuelto a hacer una quiniela, aunque todavía no he pagado los 50 céntimos a los que he confiado la laberación de este estado de pobreza en que me encuentro. Cuando estaba en el instituto, me gustaba aquella parte de las matemáticas que estudiaba las probabilidades de los distintos sucesos, sobre todo aquellos que tenían que ver con cartasm dados, loterías y ese tipo de cosas, porque también ayuda a que te des cuenta de la escasa diferencia que hay entre apostar con un billete de cinco euros y sonarte los mocos con él o usarlo para limpiar los cristales. Cuando tengo una probabilidad entre catorce millones, aunque sean cincuenta céntimos, no me suele parecer una buena inversión. Pero en fin, he jugado en un boleto compartido, que muy probablemente será reciclado mañana por la mañana. Aunque hoy no me arrepiento porque tengo que buscar la suerte como sea.
Ahora mismo, creo firmemente en la reencarnación, convencido como estoy de que en otra vida descuarticé personas, le robaba el dinero a los mendigos y me burlaba de los niños y los ancianos, porque ahora estoy pagando el castigo de mis vidas anteriores. Para la próxima espero ser un árbol como David el gnomo, que es una vida más tranquila, y sin sistema nervioso el estrés no es el mismo.
El caso es que el otro día un brasileño me preguntó qué quería decir una frase como "no es por azar que...", porque creía que en su país el azar era algo distinto. Decía no haber oído lo de "mala o buena suerte": allí simplemente hay suerte o azar. Así que, más aún de lo que yo creía, mi vida se encuentra dominada por el azar, incluso sin apostar. Y estoy esperando algún suceso que le dé la vuelta a esta desidia, porque empiezo a pensar, visto que además tengo la capacidad de contagiar este destino, que no es que haya mirado a un tuerto, es que soy yo el tuerto y encima me he mirado en el espejo.
Pero bueno, estoy tranquilo y no quiero decir todo esto muy alto, porque cuando crees que nada puede ir peor, algo te sorprende. Ese compendio de sabiduría que es la ley de Murphy está siempre en mi cabeza y recuerdo aquella frase que te recordaba que el azar nunca descansa: no hay un límite para que las cosas vayan mal.

17 comentarios:

La estatua del jardín botánico dijo...

Spinoza al rescate. No hay suerte o mal suerte. No hay azar. Hay necesidad. Si conoces las causas verdaderas te tranquilizas y dejas de ser esclavo de las pasiones y los acontecimientos. En los últimos casos de "azar" sólo hubo desconocimiento, y en el ultimísimo, además, por ambas partes. Paciencia. No somos los primeros y tampoco seremos los últimos. Tú no tienes la culpa ni eres el origen de la mala suerte.
Sé que en el mundo real las cosas no funcionan como las imaginaba Spinoza. Pero a mí me gusta pensar que un poquito, en el mundo de cada cual, sí pueden funcionar así. Me hace sentir mejor y más capaz. Muchos besos.

Ladelmedio dijo...

No sé exactamente lo que es el azar, o la suerte... son simples nombres de las cosas que ocurren. Para llegar a ellas (a las cosas que ocurren) hay direcciones, caminos. Si has tomado alguno de ellos (hacia la buena suerte, por ejemplo), entonces no tienes de qué preocuparte. Como dice Estatua: paciencia. Ánimo!

Sensai dijo...

Yo no creo en el azar, creo en el destino, que es más tranquilizador -aún más-. Así pues, yo sigo la vida, escojo caminos sin darle muchas vueltas, porque sé que mi vida ya está marcada y si elijo algo que no es, todo se confabulará para que vuelva al camino adecuado.

Mientras, no dejo de aprovechar todo lo que pasa por delante de mis narices, de coger todos los trenes aunque me baje en la siguiente estación y cuando he tenido una mala racha económica, ha sido cuando más he pensado y he aprendido. La necesidad agudiza los sentidos.

Si lo necesitas, muévete. Aunque la paciencia es un don en la mayoría de los casos.

Buena suerte jajaja (Contradicciones tenemos todos).

Logan y Lory dijo...

Dejar las cosas al azar en un poco tirarse a la bartola y aunque el término es un poco confuso, si por azar entendemos que la vida nos puede deparar beneficios o perjuicios, también podemos pensar que el azar es una constante susceptible de ser variada por nosotros mismos. Si tu juegas todos los a la lotería, es probable que algo te toque, algun día, menos probable es que te toque si juegas una vez en tu vida.

Total, amigo Retrack, que todos somos "novios" del azar.

Saluditos.

eL_TiTo_MaTi dijo...

penco, con mi columna ya no somos millonarios, que estoy echando un ojo al correo y blogs mientras veo la quinela y los partidos... y na de na! jejeje
de todas formas más coña me parece aprobar el examen de esta mañana, así que, no pierdas la esperanza en nada!

yo a veces creo en el "destino" y a veces no, que no en el azar. Todo depende de lo que me convenga jajaja

saludos majo salao

Liz dijo...

días de esos, en los que crees que todo te pasa a ti tenemos todos, cosa que no consuela nada realmente, pero tampoco hay que pensar que siempre será así. Supongo que a cada uno nos toca jugar con unas cartas y que dependiendo de como lo hagas así te va, aunque siempre podemos intentar cambiarlas. No sé si creer en el azar o en la suerte, más bien es el destino y las decisiones que tomes las que te llevan a todas partes.
Tampoco hay que caer en la desidia que seguro que es sólo una racha. El desánimo no aporta nada y a veces Murphy se equivoca.

Saludos!

conxa dijo...

vislumbro un ligero agotamiento del optimismo.

azar, suerte.... nada, de nada, hay lo que hay, y mas menos lo que nos curramos.


Cuidate y un abrazo de osa (mimosa eh?)

RAÚL dijo...

yo creo que los pecados los expía uno en su propia vida, lo de cargar con las culpas de existencias pasadas no me parece de justicia cósmica, ni nada. todo tiene un equilibrio hombre, y si ahora vienen jodidas es para dejar espacio para cuando lleguen tiempos mejores.

Mary Lovecraft dijo...

jo, Retrack, que bajón estás...mira, yo también prefiero pensar como Spinoza (gracias Estatuita) o como Mati hasta como Raúl!

joer, que la vida se vive sólo una vez (sí, sólo una, si no te acuerdas de tus vidas anteriores, sólo las supones, es que no han existido ni de coña!) así que intenta disfrutar al máximo que hasta de lo malo se saca que tú ya lo sabes...sólo paciencia y palante.
Con dos cojones.

beso, majo :***

pelado1961 dijo...

El propio azar vendrá pronto en tu ayuda.
Si estás en la ruleta, nunca sucederá que el color negro salga una y otra vez, continuamente y sin fin.
En algún momento, saldrá el rojo (y muchas veces, para emparejar las probabilidades).

Es cuestión de esperar.

Moisés Márquez dijo...

Pues no se yo por qué dices lo de la mala suerte.

Debes esconder mucho porque lo que dices por aquí no parece que seas una persona con tan mala suerte.

Yo siempre pienso que las cosas pueden ir mucho peor (también mucho mejor ;)

Un abrazo!

PAPIANA dijo...

hola, si uno piensa en algo malo, no sale de ese circulo vicioso que se cierra y se cierra, yo creo que hay que dejar lo malo aparcado en el momento que te paso y mirar alrededor y ver las cosas que tienes y que te hacen realmente feliz (personas que te quieren, amigos que siempre estan ahí, en lo bueno y en lo malo)y veras como todo lo demás es secundario...

Te lo dice el papa de Ana, tu cuñi de CC

Un saludo y deja la ley de Murphi aparcada para otro día y ve que soleado y bonito esta el cielo

María Marín dijo...

Yo pienso, símplemente, que esto es como la economís, crítico y cíclico. Hay épocxas mejores y peores, pero me gusta pensar que he estado peor para aliviarme y darme un empujón y también que he estado mejor para ansiar volver a tan deseado status. Ánimo porque no hay mal que cien años dure... ni cuerpo que lo resista.

Retrack dijo...

Gracias a todos por las visitas y los ánimos, sobre todo a los nuevos visitantes, me ha hecho ilusión encontraros por aquí. Siempre anima para intentar darle la vuelta a las malas rachas. Gracias y que os vaya binito

kyle xy dijo...

Pues mira, justamente lo que estoy estudiando yo. Esperemos que ahora con el G20 el azar se ponga de nuestra parte.
SALU2

GINEBRA dijo...

No es por ser cenizo, pero siempre todo puede ir a peor. Hay alguna posibilidad también de que tu boleto sea premiado, pero yo no creería mucho en éso.
¿te has puesto a pensar en todas las cosas que tienes? o sólo pensaste en tu estado de pobreza...
Me gustó Extremoduro. Besos

Fernando Yacamán Neri dijo...

alo!